domingo, 16 de diciembre de 2012

Love Banoffee

Seguimos en diciembre, el cual dedicamos a series y películas navideñas y si había una que tenía muy clara que iba a aparecer era ésta. En un principio, iba a ser la protagonista de la semana pasada, pero una quedada con varios twitteros ayer sábado, hizo que la pospusiera hasta hoy para conmemorar una de mis películas favoritas y que veo por lo menos dos o tres veces cada diciembre, ésa es Love Actually. 

PELÍCULA ELEGIDA: Love Actually (2003)


Nos situamos en Londres, unos dos meses antes de Navidad, donde se entrelazan una serie de historias cuyos personas están conectados por diversas relaciones. Todas las historias tienen un protagonista común: el amor porque mires donde mires, encontrarás el amor en todas las partes. Todos los personajes viven, cada uno a su manera, el amor divertido, triste, ingenuo, estúpido, tierno... Para algunos, puede parecer muy ñoña y pastelosa, y seguramente lo es, pero también lo es que es sumamente entretenida, que cada historia que te cuenta te llega por diferentes motivos. Está bien hilada, es romántica, pero también tiene un puntito de  humor irónico que le acompaña muy bien a las historias más amorosas. Además tiene una banda sonora muy buena.



PLATO ELEGIDO: Banoffee Pie

En una de las historias, Keira Knightley va a casa del mejor amigo de su marido para convencerle de que le deje el vídeo de la boda y para ello lo intenta engatusar con un típico postres inglés, el banoffee pie. Y no os cuento más porque si no so destriparía esta historia, que sin ser de mis favoritas, tiene un punto agridulce muy común en la realidad.

LA RECETA
Esta receta puede ser excesivamente dulce y estas fechas ya sabemos como son, así que he decidido hacerla en vasitos individuales. Las cantidades puestas en primer lugar serían para un vasito individual y en en paréntesis os pongo las cantidades para hacerla en el típico molde redondo de 20/22 cm.

1) Ingredientes
  • 2 galletas tipo digestive (1 paquete de galletas)
  • 50 gr. de mantequilla (175 gr. de mantequilla)
  • 75 gr. de dulce de leche, toffee o leche condensada (200-250 gr.)
  • Una bola de helado de nata ( o 300 gr. de nata para montar o un tarro helado de nata)
  • 1 plátanos (según la cantidade que queramos poner)
2) Preparación
  1. Trituramos las galletas en un recipiente y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta que se forme una masa. La ponemos en el vaso (o en el molde) y presionamos para que quede una capa bien compacta y uniforme. La metemos una media hora en el frigorífico.
  2. Mientras cortamos los plátanos a rodajas y sacamos el helado para que no esté muy congelado o si nos hemos decidido por la nata montada, la montamos.
  3. Sacamos el vasito (o el molde) y ponemos una capa de dulce de leche o toffee sería lo correcto, pero como yo no tenía ni me apetecía hacer, he optado por leche condensada.
  4. Ponemos encima de la leche condensada (o dulce de leche o toffee) los plátanos cortados a rodajas. Si queremos podemos repetir esto tantas capas como queramos.
  5. Finalizamos con una capa de helado de nata o de nata montada y decoramos con plátanos o con lo que se nos ocurra (virutas de chocolate, cacao, azúcar moreno, etc).







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los mejores cocineros recomiendan...